domingo, 25 de marzo de 2018

Opinión: Crónicas Marcianas// Ray Bradbury

Ficha Técnica
Título: Crónicas Marcianas
Autor: Ray Bradbury
Editorial: Booket
Páginas 263



Sinopsis

Esta colección de relatos reúne la crónica de la colonización de Marte por parte de la humanidad que abandona la tierra en sucesivas oleadas de cohetes plateados y sueña con reproducir en el planeta rojo una civilización de perritos calientes, cómodos sofás y limonadas en el porche del atardecer. Pero los colonos también traen en su equipaje las enfermedades que diezmarán a los marcianos y mostrara muy poco respeto por una cultura planetaria misteriosa y fascinante, que éstos intentaran proteger ante la rapacidad de los terrícolas. Escrita en la década de 1940 y situada en el lejano futuro que comienza en 1999, esta historia aparentemente sencilla, sirve de excusa para que Bradbury se sumerja en los misterios del alma humana y desarrolle una de las hazañas más apasionantes de la humanidad.

Opinión

El libro como su nombre nos lo indica está escrito por varias crónica, unas de las personas que ya han sido enviadas a Marte para colonizarlos, otras por los habitantes originales de marte y otros por las personas que aún se encuentran en el planeta tierra y que desean dejar este para irse a vivir a Marte, pero lo peculiar de cada uno de las crónicas están relacionadas con alguna crítica social, como lo es la discriminación interracial, la transmisión de enfermedades que devastan a una comunidad por completo, la falta de respeto por las primeras civilizaciones.

Ray Bradbury se ha adelantado a su época y por medio de este libro de ciencia ficción se ha encargado de visualizar como sería el que los habitantes del planeta tierra se encargaran de poblar Marte y todo lo que ello conllevaría, y lo hace de una forma realmente increíble, con una pluma muy fluida que nos transporta a cada uno de los ecenarios que en ellas nos está narrando y en el cual junto con cada uno de los narradores viviremos las situaciones en comento. Definitivamente un clásico de clásicos que no podemos dejar de leer y más si son amantes del género de ciencia ficción.

Sobre el autor:

Ray Douglas Bradbury nació el 22 de agosto de 1920 en Waukegan, Illinois (Estados Unidos), hijo de Esther Marie Moberg y de Leonard Spaulding Bradbury. Este último se dedicaba a instalar líneas telefónicas.
Sus progenitores bautizaron a Bradbury con el nombre de Douglas en homenaje al famoso actor de cine Douglas Fairbanks.

A causa del trabajo de su padre, Ray se trasladó en su niñez en variadas ocasiones a Tucson, Arizona. Esta vida itinerante cesó en 1934, año en el que la familia Bradbury se mudó definitivamente a California para residir en la ciudad de Los Angeles.

Después de terminar el instituto en 1938, en donde solía realizar actuaciones teatrales, Bradbury abandonó los estudios para convertirse en autodidacta y dedicar su tiempo a la lectura y a la escritura.

En esa época publicó sus primeros relatos cortos, entre ellos “Hollerbocher’s Dilemma”, un texto aparecido en la revista “Imagination”.
Al mismo tiempo que comenzaba su carrera como escritor amateur vendía periódicos en la ciudad angelina.

Algunas de las publicaciones en las que aparecieron sus relatos fueron “Futuria Fantasia” (su propia revista), “Spaceways”, “Super Sciencie Stories”, en donde por primera vez le pagaron por un relato llamado “Pendulum” (1941), “Weird Tales”, o “Best American Short Stories”.

En esta época solía emplear variados seudónimos como Ron Reynolds, Guy Amory, Anthony Corvais, Omega, Briand Eldred, Edward Banks, e incluso el nombre de su padre, Leonard Spaulding. Más tarde también firmó como Douglas Spaulding.

En el año 1946 Bradbury conoció a Maggie McClure, quien trabajaba como dependienta en una librería. Un año después Ray y Maggie contrajeron matrimonio.

La colección de relatos “Carnaval Negro” (1947) sacó a Bradbury del anonimato literario.

Tres años después triunfó con “Crónicas Marcianas” (1950), fabulación sobre la colonización del planeta rojo, “El Hombre Ilustrado” (1951), “Las Doradas Manzanas Del Sol” (1953), o “Fahrenheit 451” (1953), el título más popular de su bibliografía que fue ambientado en una sociedad de pensamiento único que prohíbe los libros y, en consecuencia, la libertad.

Ray Bradbury logró ser reconocido mundialmente por sus novelas de ciencia-ficcion y fantasía, estableciendo miradas bastante sombrías y críticas sobre el devenir de la sociedad humana, a las que no le faltan trazos líricos en una exposición que suele fustigar la desproporción tecnológica, las desigualdades y el totalitarismo.

Por sus trabajos recibió diferentes premios, entre ellos el O. Henry Memorial y el Benjamin Franklin.

Su prolífica producción literaria, generalmente libros de relatos, incluye otros títulos como “El País De Octubre” (1955), “El Vino Del Estío” (1957), “El Día Que Llovió Para Siempre” (1959), “Twice 22” (1959), “Una Medicina Para La Melancolía” (1959), “R Is For Rocket” (1960), “La Feria De Las Tinieblas” (1962), “Las Maquinarias De La Alegría” (1964), “The Vintage Bradbury” (1965), “S Is For Space” (1966) “Dos Veces Veintidós” (1966), “Leviatán 99” (1966), “Canto Al Cuerpo Eléctrico” (1969), “Fantasmas De Lo Nuevo” (1959), “Sueño De Fiebre y Otras Fantasías” (1970), “El Árbol De Las Brujas” (1972), “El Maravilloso Traje De Color Vainilla” (1972), “Columna De Fuego y Otras Obras” (1973), “Mucho Después De Medianoche” (1976), “El Último Circus y La Electrocución” (1980), “Memoria De Un Crimen” (1984), “La Muerte Es Un Asunto Solitario” (1985), “Cementerio Para Lunáticos” (1990), “Más Rápido Que El Ojo” (1992), “Ahmed y Las Máquinas Del Olvido: Una Fábula” (1998), “De La Ceniza Volverás” (2001), “Matemos a Constance” (2002), “Algo Más En El Equipaje” (2002), libro por el que ganó el Premio Bram Stoker, o “The Cat’s Pajamas: New Stories” (2004).

También ha escrito obras teatrales, ensayos, volúmenes de poesía y guiones cinematográficos, entre ellos la adaptación del “Moby Dick” (1956) de Herman Melville realizada por John Huston.

Falleció el 5 de junio del año 2012. Tenía 91 años