jueves, 14 de abril de 2016

Opinión "Solo respira" Andrea Vilariño Freire




Ficha Técnica
Título: Solo Respira
Autor: Andrea Vilariño Freirel
Editorial: Auto publicación
Páginas: 202
Donde Comprarlo: aquí

Sinopsis

Olaia padece fibrosis quística, una enfermedad que está acabando con su vida. Tras un bache con la justicia, se enfrenta a un forzado arresto en el Centro de Estudios Clínicos, donde entra a formar parte del estudio de un medicamento que podrá curarla. Ahí conocerá a otros pacientes con diversas patologías que también están siendo sometidos a tratamientos experimentales; entre ellos se encuentra Lucas, un joven fotógrafo con un doloroso tumor inoperable. Ambos sienten que están desperdiciando sus vidas con un futuro incierto, y deciden huir del Centro para vivir locamente el tiempo que les quede.

Una lista de deseos por cumplir, un par de billetes y una mochila es lo único que tendrán. Pero su vida dará un giro inesperado cuando descubran que los médicos no han sido del todo sinceros.
Una historia que muestra la realidad de los pacientes crónicos frente a la dificultad para beneficiarse de los nuevos tratamientos- “Solo respira”, revela los hechos con la visión en primera persona, de los dos protagonistas, presentando a la Sra. Fibrosis Quística, la gran desconocida.

Opinión

Hola!!

Antes que nada quiero agradecer a Andrea Vilariño Freirel por la facilidad de su libro para reseñar.

Y bueno en libro nos habla de Olaia, una chica la cual sufre de Fibrosis Quística y desde que se la diagnosticaron ella de que la gente la trate como a cualquier persona, ya que lo que menos quiere es que le tengan lastima por su situación de salud y por esta situación ella se empeña en vivir su vida como cualquier persona normal, pero la realidad es que su vida no puede ser como ella quisiera, y en su empeño de que no la traten diferente se mente en demasiados problemas los por los cuales ya se encuentra fichada, pero los jueces al ver su condición de salud no le aplican las sanciones que son debidas, pero en esta ocasión no corre con la misma suerte y es sentenciada a arresto domiciliario en el Centro de Estudios Clínicos en donde será parte del estudio que se realizara para probar medicamentos para la cura de su padecimiento, pero ella no estará sola, ya que aquí conocerá a Luca un chico bastante antipático y sarcástico el cual también se encuentra en el mismo centro debido a su enfermedad, además de otros chicos con diferentes padecimiento quienes nos acompañaran con sus anécdotas y peripecias dentro de este Centro, pero como no todo es miel sobre hojuelas, ya que vivimos con ellos su día a día, sus alegrías, tristezas, enojos, decepciones y frustraciones, aún que tampoco puede faltar el lado romántico y en donde nuestros protagonistas luchas por vivir al máximo la vida (o lo que les queda de ella) emprendiendo una aventura en la cual hay una lista de propósitos que quieren realizar antes de que pueda llegar a culminar su vida, dentro de la cual están dispuestos a correr cualquier riesgo con tal de conseguir llevarla a cabo.

Este es el segundo libro que leo de la autora, ya que anteriormente me había facilitado su primer libro “Dame alas para Soñar” y si ese libro me gusto, este lo supero y por mucho, ya que nos narra la forma en que una persona tiene que vivir con una enfermedad crónica, como en muchas ocasiones o ellos luchan por que se les trate de igual manera, ya que al tener un padecimiento, las personas que nos encontramos con “Buen” estado de salud los tratamos como si se fueran a romper haciéndolos sentir mal con tal comportamiento, ya que en lugar de integrarlos en ocasión los excluimos, olvidándonos que son personas que a igual que nosotros sienten; la autora hizo que me involucrara con los personajes y sintiera y viviera lo que ellos están pasando a cada momento, el salir y gritar al mundo que la vida es hermosa y quieren vivir, en definitiva es un libro que te tocara todas las fibras de tu ser y nos hará valorar nuestra vida y sobre todo aprender a disfrutarla la vida al máximo por que el futuro es corto. Espero le den una oportunidad, de verdad que no se arrepentirán.

¡¡Saludos!!