jueves, 7 de septiembre de 2017

Opinión: Nunca digas siempre// Jennifer L. Armentrout


Ficha Técnica
Título: Nunca digas siempre
Autora: Jennifer L. Armentrout
Editorial: Urano (sello PUCK) a quien le agradezco el ejemplar para la presente opinión
Páginas: 537

Sinopsis


Mallory lleva años sin ver a Rider, su amigo y aliado de infania, el chico que juró que siempre la protegería. Cuatro años tratando de olvidar la pesadilla que los unió. Cuatro años escondida tras un muro de silencio.

Pensaba que lo había perdido para siempre, pero ahí está él, Rider Stark, en su misma clase del instituto, y de repente Mallory tiene la sensación de que no ha pasado el tiempo. La antigua conexión, emocionante e intensa, los une al instante pero la sombra del silencio y el dolor es muy larga… para los dos. Tal vez ha llegado el momento de que Mallory deje hablar a su corazón, sino quiere volver a perderlo.

Opinión

El libro nos hablan Mallory y Rider dos chicos que su niñez la han vivido en hogares de acogido, lugares que lejos de ser los idóneos para que vivan unos niños  es una pesadilla, con personas que lejos de ser un hogar ideal para ellos es una verdadera pesadilla, viviendo una verdadera pesadilla y tratando de pasar desapercibidos para no pasarla mal, pero en ocasiones ello no era posible ya que el hambre les hacía buscar algo  que llevarse a la boca y cuando eran descubiertos la podían pasar muy mal y cuando ello pasaba Rider protegía a Mallory por sobre todas las cosas aún que él la podía pasar muy mal, pero un día paso un suceso que hizo que la historia de estos dos personajes cambia y se separaran por cuatro años, hasta que un día el destino quiso que ambos se volvieran a encontrar, pero ahora en circunstancias  completamente distintas, ya que la vida de Mallory ya no es la misma después de dicho acontecimientos y ha sido adoptada y Rider ha pasado por cosas sumamente difíciles que ningún niño de su edad debería de pasar.

Aquí nos encontramos con un libro juvenil en el que conocemos un poco de cómo es la vida de los niños huérfanos que viven en hogares de acogida y que en muchas ocasiones son personas que nada más por recibir el dinero que el gobierno les da por recibir a los niños y darles un hogar sin preocuparse de las condiciones inhumanas y vejaciones que llegan a vivir, así como las situaciones en las muchas de las veces se ven involucrados como es la drogadicción o en el peor de los casos involucrándose con personas de poca reputación. Por otro lado nos encontramos con el otro lado de la moneda que es el conocer un poco del proceso que tienen que pasar las personas que han sido adoptadas y como es el proceso de adaptación  con su nueva familia así como con la sociedad.

Creo que la autora supo desarrollar bien los personajes, ya que a pesar de que muchas personas dirán que Mallory es un poco desesperante la situación por la que paso, así como lo duro que es tratar con este tipo de problemas no es para menos, así como lo que se va descubriendo respeto a Rider y todos los demás personajes que nos vamos encontrando, uno que en especial me llego al corazón fue Jayden y dios, que les puedo decir, solo que sufrí con él. Algo que me dejo con sentimientos encontrados es que nos encontramos con personajes con descendencia latina y eso por una parte es gratificante encontrarlo en libros de autores extranjeros, lo que me genero un poco de conflicto es la asociación con el bajo mundo, pero ustedes tienen que leerlo para entender a lo que me refiero.

Sin lugar a dudas es un libro el cuál me gusto mucho, ya que tiene toques de humor, drama, amor, etc, los cuales hacen que el libro a pesar de sus casi 600 páginas se lea en nada, así que espero le den una oportunidad y me digan que les pareció. ¡Saludos!